Inicio / Blog / Así es el plano de puente más antiguo de Aragón

Así es el plano de puente más antiguo de Aragón

El Archivo Histórico Provincial de Huesca tiene en su catálogo un artículo de lo más singular, que ha sido destacado por varios autores por ser un tipo de documento muy escaso entre todos los conservados de la misma época. Se trata de la traza o plano del puente sobre el río Gállego entre El Pueyo y la Partacua por encargo de los quiñones de Panticosa y La Partacua, datado en 1565, en pleno siglo XVI.

documento adjunto
Traza para un puente sobre el río Gállego entre El Pueyo y la Partacua (1565)

No solo se trata de una definición geométrica, que puede encontrarse en otros documentos similares de la época, como la traza del puente de Montearagón, sino que además incluye anotaciones relativas a la construcción del mismo. Con la ayuda de un historiador experto en paleografía del siglo XVI se ha podido transcribir y traducir el texto a lenguaje actual.

el veco del arco tiene sesenta pies de bara de medir (El hueco del arco tiene sesenta pies de vara de medir)

los dos estribos que se an de azer por las dos partes (tachado) delrio an de ser buenas piedras crecidas asta en doze pies en altodel fundamento ariba y los estribos que se aran en defensa delrio de la puente por el rio ariba no subiran mas de los doze pies en alto con sus losas encima y los otros dos estribos subiran de buenamanposteria de los doze pies ariba asta donde conbiene subiry los antipechos de la puente tanbien seran de manposteriacon sus losas encima (Los dos estribos que se han de hacer por las dos partes del río han de ser buenas piedras crecidas hasta en 12 pies en alto del fundamento arriba y los estribos que de harán en defensa del puente por el río arriba no subirán más de los doce pies en alto con sus losas encima y los otros dos estribos subirán de buena mampostería de los doce pies arriba hasta donde conviene subir y los antepechos del puente también serán de mampostería con losas encima)

estos dos estribos que (tachado) estan senalados en la trama delas dos partes del rio se an de apegar con los biejos que estan antes echos como se vee por esta traça (estos dos estribos que están señalados en la trama de las dos partes del río se han de apegar con los viejos que están hechos como se ve por esta traza).

Izquierda:
La puente en ancho tendra con losantipechos onze pies (El puente en ancho tendrá con los antepechos doce pies)

Derecha:
este respaldo de la parte del pueyo de la puerta ariba como biene el riosubira en dizesietepies y en altodoz pies debara (este respaldo de la parte del Pueyo de la puerta arriba como viene el río subirá en diecisiete pies y en alto doce pies de vara)

Anotaciones del plano del puente. Transcripción por Jaime Elipe

Entre estas anotaciones llama la atención que algunos términos técnicos, como estribo o antepecho (este ya más en desuso pero identificable fácilmente), se siguen usando casi cinco siglos después, aunque también es peculiar que no se haga uso de la palabra tímpano para referirse a los muros laterales, sino que se refiera a los mismos también como estribos.

Este plano, según una investigación del autor Adolfo Castán, correspondía a una ‘petrificación’. Esto significa que ya existía un puente de madera anteriormente en el mismo emplazamiento, pero que por su vulnerabilidad frente a riadas, se decidió optar por uno de piedra.

No encontró Pedro Henyeguez a la persona capacitada porque pasado un año, septiembre de 1565, los quiñones de Panticosa y la Partacua concertaban con el piquero guipuzcoano Juan de Barrabica la obra de un puente de piedra sobre el río Gállego. Recordamos que ese mismo año de 1565, este maestro había modelado el puente del Paco –Sallent de Gállego. Además de la capitulación, se conserva algo excepcional: la traza o plano del proyecto (11). Lo haría de un arco, con piedra y calicanto, donde «antiguamente solía estar de madera y agora están los pilares». Los estribos nuevos habían de solaparse a los viejos y serían de piedra picada, antepechos de mampostería de cinco palmos -0,96 m- con sus losas encima y el tablero empedrado. En la traza se anotó que el hueco del arco mediría sesenta pies de bara de medir -15,3 m de luz- y «en ancho, con los antipechos onze pies» -2,11 m de tablero-. Joan de Barrabica sería responsable de localizar y cortar la madera necesaria para la cimbra y andamios, así como buscar piedra para obrar y hacer cal, arena, leña, en cualquier término del Valle.

Dos puentes en el Pueyo de Jaca (Adolfo Castán)

Los puentes de fábrica tenían un coste muy alto en la época, por lo que realmente debía constituir una inversión importante. El puente de Piedra de Zaragoza hacía apenas poco más de un siglo que se había construido, en una obra que había durado 40 años. A pesar de ser un puente modesto en comparación, si se tiene en cuente que su vano es de 15,3 m de luz (aproximadamente la dimensión de la arcada más pequeña del pilar) y que no tendría tanto tránsito, se trata de una empresa considerable.

Actualmente los restos del puente, que se situaba cerca de la desembocadura del Río Caldarés en el Río Gállego, se hallan bajo las aguas del Embalse de Búbal, finalizado en 1971.

Referencias

Autores del Artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top